El hiperrealismo más allá de la pintura

mike dargas

El hiperrealismo en la pintura es muy conocido por la impecable técnica que manejan sus autores. Sin embargo, esta corriente también se manifiesta en otras áreas.

Saliendo del “molde”

Bien sabemos que las corrientes artísticas pueden verse reflejadas en distintas expresiones y formas, pero a veces es difícil concebir cómo sería esto, ya que muchas no llegan a tener mayor relevancia o difusión. El caso del hiperrealismo es un ejemplo, ya que muchos creen que se reduce a las pinturas hechas con técnicas impecables que retratan la realidad de forma casi fotográfica y que es lo que todos hemos visto respecto a esta corriente. Pero ¿termina ahí? Veamos un poco más del tema.

Ingenioso hiperrealismo

El hiperrealismo es relativamente fácil de definir: se trata de una manifestación artística presente en diferentes campos que va desde la pintura hasta el cine, y se caracteriza por retratar la realidad tal cual es, por decirlo de alguna manera. Incluso esta a veces tiende a ser exagerada. El movimiento del hiperrealismo comenzó alrededor de los años setenta del siglo pasado, principalmente en Europa y Estados Unidos. A continuación, veamos algunos ejemplos de hiperrealismo en los campos artísticos de la escultura y el cine.

·         Escultura: ¿es una escultura hiperrealista tal como la imaginarías? ¿Como la copia exacta de un ser humano? Sí, y por lo tanto resulta un tanto perturbadora. Tal es el caso de lo que hace el artista Ron Mueck, al realizar esculturas gigantes de seres humanos, muchas veces desnudos o con características físicas levemente exageradas. Acentuados por el tamaño de las esculturas, nos hace ver los detalles de nosotros mismos que seguramente son así de perturbadores, pero a los que nunca les habíamos puesto suficiente atención.

ron mueck
Escultura de Ron Mueck.

·         Cine: el hiperrealismo en el cine como tal puede ser difícil de imaginar o incluso concebir. Sin embargo, se puede definir como “una corriente que busca alejarse de todos estos rasgos típicos, centrándose en la plasmación de la realidad, y en la creación de personajes vivos” (Cruz, 2016). Esta concepción de personajes “vivos” fue llevada al extremo por el director Richard Linklater, ya que filmó durante 12 años la película Boyhood (no fueron 12 años consecutivos, cabe aclarar). Es por ello que literalmente se puede ver envejecer a los actores, y por lo tanto, a los personajes mismos.

Ahora, después de ver estos ejemplos, se pone en tela de juicio la principal crítica que el hiperrealismo ha enfrentado a lo largo de los años: su falta de contenido y su enfoque en la técnica. Sin duda, esta crítica deriva del reduccionismo al que en ocasiones se somete al arte, y olvidamos que existen expresiones artísticas más allá de la pintura. Aunque sus autores estén dotados de increíbles habilidades técnicas, como es el caso de Ron Mueck, aún pueden dejarnos sorprendidos y pensando sobre nuestra propia realidad. En este caso, sobre la visión de nuestros propios cuerpos.

 

 

 

Por Daniela Ruiz V. │

 

Referencias

Hisour (s. f.). “Hiperrealismo”. Recuperado el 10 de junio del 2020 de https://www.hisour.com/es/hyperrealism-2923/

Cruz, J. (2016). “El hiperrealismo dentro del cine”. Recuperado el 10 de junio del 2020 de https://es.blastingnews.com/ocio-cultura/2016/01/el-hiperrealismo-dentro-del-cine-00721753.html

Hidalgo, N. (2014). “Boyhood: cine hiperrealista”. Recuperado el 10 de junio del 2020 de https://www.reporteindigo.com/piensa/boyhood-cine-hiperrealista/

Martin, O. (2011). “Ron Mueck, escultor hiperrealista”. Recuperado el 10 de junio del 2020 de https://www.inkoherence.com/ron-mueck-escultor-hiperrealista/

 

 

 

 

 

·

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *