El Bienal de Sydney 2020: NIRIN

bienal de Sydney

¿Cómo es que el arte sobrevive, y quizá hasta prospera, a la mitad de una crisis sanitaria que parece no tener fin? El Bienal de Sydney 2020 tiene una respuesta.

La persistencia del arte como método de expresión incluso en circunstancias extremas. Con la apertura del Bienal de Sydney 2020 se ejemplifica ello. Titulada en esta ocasión con la palabra NIRIN. En Australia se que lucha contra la rápida propagación de la pandemia del COVID-19. Al tiempo que procesa las secuelas y estragos que dejaron los incendios forestales masivos a finales del 2019. Ellos saben que el espacio para la expresión artística es un lugar que no puede detenerse.

El Bienal de Sydney 2020 estaba planeado para celebrarse del 14 de marzo al 8 de julio. Marcaba una ocasión especial, ya que esta edición sería la primera a celebrarse bajo la dirección de un artista de ascendencia aborigen, Brook Andrew. De hecho, NIRIN, el nombre de este festival, deriva de una palabra del lenguaje nativo del pueblo Wiradjuri de Australia que significa “filo”. Este nombre dota al evento de una importancia cultural y política sumamente importante, demostrada por la diversidad de artistas y colectivos invitados, como el Congo, Brasil, Madagascar y Japón.

Bienal de Sydney: innovando

Sin embargo, fuera de su objetivo político y social, el contexto en el cual NIRIN es llevado a cabo no se puede ignorar. Si bien este bienal ha puesto en marcha un “tour” digital por cada una de las temáticas que aborda…

DHAAGUN. Tierra: soberanía y trabajo colectivo

BAGARAY-BANG. Sanación

YIRAWY–DHURAY. Comida

GURRAY. Transformación

MURIGUWAL GIILAND. Historias diferentes

NGAWAAL-GUYUNGAN. El poder de los objetos y las ideas

BILA. Río: Entorno natural

bienal de SydneyImagen tomada de www.biennaleofsydney.art

…la pregunta clave aquí es qué le depara el futuro al mundo del arte contemporáneo en un mundo postpandemia. Con la infraestructura de estas grandes exposiciones siendo profundamente afectada por las cuarentenas y el aislamiento social, queda al aire el escenario en que los artistas del mundo puedan exponer sus obras y obtener una plataforma de expresión.Al respecto reflexiona la revista Hyperallergic.

El mundo del arte contemporáneo, sin duda, seguirá existiendo en el futuro próximo de alguna forma revisada […] Los cambios resultantes en la base socioeconómica del mundo transformarán las condiciones materiales que han sostenido el desarrollo del arte internacional como lo conocemos. Esta transformación, en turno, ciertamente precipitará un cambio comparable con la reconfiguración profunda que el mundo del arte Euro-Americano experimentó durante el siglo XX. Nuevos modos de producción, exposición y evaluación tendrán que emerger” (Gladstone, 2020).

Por ello, experimentar y ser parte de un evento tan importante como el Bienal de Sydney 2020 es, quizá, deber del amante del arte, ya que puede ser de los últimos ejemplos de su categoría en términos de exposición y festividades artísticas.

Su modo de operación ha sido institucionalizado al punto de que su edición número 22 es la primera que ofrece espacios hechos, y creados por, artistas aborígenes. Por lo que esta es una oportunidad de cambio radical para aquellas voces que tradicionalmente no tenían cabida en el mundo artístico contemporáneo.

Son expositores como Brooke Andrews las voces que pueden comenzar una transformación tan necesaria en el medio de expresión de ideas por excelencia.

Por Sergio A. Martínez

Referencia

Gladstone, P. (2020). “The End of the Art World as We Know It”. Hyperallergic. Estados Unidos. Recuperado el 9 de abril de 2020 de: https://hyperallergic.com/551679/biennale-of-sydney-2020/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *