El cómic y el arte visual: un mundo de posibilidades

comics

¿Cuáles son los límites artísticos del cómic? Tres ejemplos de artistas que exploran las fronteras de este medio, reinventándolo a lo grande.

 

Una de las características más interesantes del arte contemporáneo es la reinterpretación constante de muchos medios de expresión para romper sus límites, deconstruir sus reglas y experimentar con ideas nuevas que ponen en cuestionamiento todo lo que creíamos saber. El cómic o narrativa gráfica es un gran ejemplo de ello: muchos artistas toman el formato de la viñeta, ilustración y diálogo y exploran sus fronteras hasta crear obras de arte realmente impactantes.

Sobre el cómic, sus límites y el arte visual

Definir qué es un cómic con exactitud y cuál es el límite claro de este formato abre muchas posibilidades para la narración gráfica y expresión artística, utilizando las herramientas que ya ofrece (guion, ilustración, color), deconstruyendo su implementación de muchas maneras.

Por ejemplo, consideremos la obra Guerra, del ilustrador español Sergio Sánchez. Es un mural de 27 metros de largo expuesto en el Musée Picasso de París, el cual narra, viñeta a viñeta, una secuela visual del Guernica original.

comics

Hecho a lápiz en 33 viñetas que representan las 33 piezas que conforman el cuadro original del pintor español, este cómic traspasa el formato tradicional de libro. Narra de manera visual sobre un muro una breve historia de las dictaduras post-Segunda Guerra Mundial, con especial atención en la figura de Joseph Goebbels, cuya teoría sobre la propaganda es más relevante hoy que nunca.

Por otro lado, cuando pensamos en cómic, lo que se nos viene a la mente es la ilustración a todo color que ocupa cada viñeta, pero ¿qué ocurre en su ausencia? La Cleda, de la actriz mallorquina Agnès Llobet, ilustra (y no) el poder de la palabra escrita, por medio de un poemario hecho sobre viñetas vacías.

comics

En palabras del guionista e ilustrador Manu Gutiérrez: “¿Un poema que se apropia del lenguaje del cómic o un cómic que se apropia del lenguaje de la poesía?”. Lo que queda claro es que la gramática sutil de cada cuadro resalta la emoción de la palabra sin la necesidad de una ilustración que la acompañe. O, en palabras de la autora: “Un cómic que no lo es”.

Y, por último, en contraposición de la obra de Llobet, miremos la expresión de la ilustración en el Contemplación y reaprendizaje del escenario, de Manuel Depetris, un “cómic mudo”. En él, la colección de imágenes que viajan entre lo tangible y lo abstracto ilustran una narrativa cuyo contexto depende de la interpretación del lector.

cómic

Así, cada imagen nos desafía a implantar nuestra propia historia sin la guía de un bocadillo o un texto: la “contemplación y reaprendizaje” del título nos invita a considerar la narrativa de nuestro alrededor a través de miradas cercanas y enfoque en el detalle.

La versatilidad del cómic como medio artístico está en un proceso de redescubrimiento que ha visto a este medio expandirse como nunca. Experimentos en formato, lenguaje, ilustración y narrativa como estos (y muchos más) le dan una vida dentro del arte contemporáneo que apenas está siendo explorada.

Por Sergio A. Martínez │

Referencias

Gutiérrez, M. (29 de julio del 2020). Hay muchos tipos de cómics y muchas formas de comunicar más allá de una gramática convencional. Porque existen cómics sin bocadillos, sin viñetas, sin imágenes e incluso sin narrativa. Sin orden alguno, dejo 10 ejemplos diferentes editados en formato libro [Hilo de Twitter]. Recuperado de https://twitter.com/MGsketcher/status/1288499043048525824

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *