Doug Aitken y la luminosidad

Los dobles creados por las telecomunicaciones y la luminosidad son algunos de los temas de Doug Aitken.

 

Doug Aitken y la tecnología

Las exposiciones de Doug Aitken (Redondo Beach, California, 1968) exploran nuestra relación con la tecnología y cómo esta se volvió una especie de jungla en donde al salvaje moderno se le complica encontrar los reflejos de la civilización.

A manera de paradoja muchas de sus instalaciones, que se valen de los avances de la electrónica, se presentan como lo ya visto a través de  las pantallas y lo nunca visto.

Una de las más comentadas es Return to the Real constituidas por “All Doors Open” e “Inside Out” que de alguna forma aluden a la rapidez con que cambian las relaciones con nuestro entorno social, paisajístico y personal conectado a diario a internet. 

De sus figuras escultóricas se puede decir que están artificialmente vivas gracias a las corrientes eléctricas que las animan y tornasolan, creando la ilusión de flujos vivos. De manera que quien entra en este paisaje también está frente a una sinfonía

Es inevitable ante tal experiencia un sentimiento de encontrarse con lo “otro”, es decir, ante algo ajeno a nosotros, a lo que oponemos resistencia y, sin embargo, nos invita a dar un paso adelante para confundirnos con su ser.

Extrañeza, vértigo y  reconocimiento. Al mismo tiempo, deseo de acceder a aquello que de tal modo ataca y disgrega nuestra certidumbre de ser conciencia personal y autónoma. 

Doug Aitken

Un doble eléctrico

Desde la forma de ver de Aitken el paisaje de las ciudades es un ámbito poblado de personas y de las fantasmagorías imágenes electrónicas mediáticas con las que las pantallas nos inundan. Con Electric Earth (1999) nuestro artista ganó el León de Oro de la Bienal de Venecia.

 Juan Carlos Cruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *