Arte contemporáneo en el bosque de Chapultepec

chapultepec

El arte contempóraneo se abre espacio en el emblemático bosque de Chapultepec.

Centro Cultural Bosque de Chapultepec

Está en marcha uno de los proyectos más prometedores (y polémicos) de rediseño de los espacios públicos: el Centro Cultural Bosque de Chapultepec.

La actual administración puso al frente de esta intervención a Gabriel Orozco (Xalapa, 1962), afamado y cotizado artista contemporáneo que considera su trabajo como “una reflexión sobre la escultura no en un sentido convencional, sino funcional, relacionada con los mecanismos sociales y la naturaleza”.

Contará con un espacio que tentativamente se llamará Pabellón Contemporáneo, y sus visitantes tendrán que relacionarse de manera sustentable no solo con este nodo, sino con todo el bosque que, cabe saberse, es más grande que el Central Park de Nueva York y que el Hyde Park de Londres.

La propuesta estética y conceptual de este espacio, como corolario, cuestionaría nuestra relación espacial con los objetos cotidianos. Es decir, replicará lo más emblemático de la estética de Orozco en el bosque de Chapultepec. Tal como lo hizo, por nombrar un caso, con el automóvil Citroen DS.

La reingeniería en cuestión pretende catalizar las premisas del arte contemporáneo sobre el espacio urbano: “el proyecto debe ser divertido, serio ambientalmente, económico y espectacular arquitectónicamente, a la vez que sensato y que pueda tener una repercusión cultural, ecológica y humana en el mejor de los sentidos” (El País).

auto

Artista director

Como nadie se esperaba que el coronavirus fuera a convertirse en pandemia, las obras y el presupuesto tuvieron que redefinirse, pero a corto y mediano plazo habrá avances.

Sin embargo, lo notorio de este caso es que el arte contemporáneo está estimulando el desarrollo sustentable, y que este ambicioso proyecto es dirigido por un creador antes que por un arquitecto, un urbanista o un ambientalista. ¿Esta forma de trabajo colaborativo se replicará en otros parques del país?

gabriel orozco

 

 

Juan Carlos Cruz │

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *