Sobre el arte, la animación y la imaginación de Felix Colgrave

colgrave

En animación, hay pocas personas con la imaginación y el talento de Felix Colgrave, cuyos cortometrajes desafían la interpretación y la euforia.

Felix Colgrave: la animación como arte

Cuando se trata de las artes digitales, hay un subgénero que encontró un nicho muy especial en los rincones del internet: la animación. Ya sea en Flash, After Effects o incluso al estilo tradicional de lápiz y papel, la animación en Internet encontró un campo fértil para florecer, y ninguno es tan notorio y celebrado como los mundos surreales y psicodélicos conjurados por el australiano Felix Colgrave.

Nacido en 1992, el renombre de Felix Colgrave comenzó a surgir gracias a su colección de viñetas animadas titulada The Elephant Garden, estrenada en el Melborne International Animation Festival de 2013, la cual explora la extraña vida silvestre de un jardín esférico flotante, jalado eternamente por tres elefantes.

Su animación increíblemente fluida y detallada, así como la imaginación expuesta en cada una de las microhistorias, que van desde una cadena alimenticia conformada por aves, nubes y gusanos gigantes, hasta la breve intromisión de un antílope que fuma flores bailarinas, causó una sensación como pocas se habían visto por este medio artístico.

colgrave

Y no es que hagan falta ejemplos de animación populares en internet, el cual fue el medio perfecto para exponer obras sin censuras o expectativas. Desde series que desafían una categoría como el Salad Fingers de David Firth, o Charlie the Unicorn de Jason Steele, hasta viñetas individuales como las que caracterizan a animadores como Jack Stauber y Harry Patridge, la animación vivió un renacimiento pleno con la llegada del mundo digital.

Pero Colgrave va más allá, con una producción poco numerosa, pero cuyo contenido, temas y valor artístico nunca dejan de impresionar, como lo demuestra su cortometraje Double King, que narra la historia de un extraño ser obsesionado con las coronas, y las muertes que provoca para conseguir todas las que pueda.

El resultado es una pieza de arte en movimiento cuyo propósito es conjurar, más que otra cosa, los recovecos más encendidos de la imaginación, invocando imágenes que se quedan con el espectador por mucho, mucho tiempo. Con cualidades casi de collage, en el que la historia brinca de un mundo fantástico a otro y a otro, Double King es uno de los cortometrajes animados más interesantes de la última década.

double king

Y es gracias a este talento que Felix Colgrave ha llegado más allá del internet, con colaboraciones con los músicos Nicki Minaj y Fever The Ghost, cuya música avanza al compás de una animación fluida, kinética y evocadora.

Recientemente, Colgrave ha comenzado una nueva etapa de su vida artística por medio de la plataforma Patreon, que atrajo de inmediato a miles de seguidores ansiosos de darle la libertad creativa que merece. Sin duda, es uno de los artistas más interesantes activos hoy en día, y un must see en el gran mundo de la animación en Internet.

 

 

Por Sergio A. Martínez │

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *