Tres besos emblemáticos en el arte

beso tamara de lempicka

Estas son tres obras con la temática del beso romántico que no te puedes perder si te encanta el arte.

Los besos son el combustible del amor romántico, son actos físicos de lo inmaterial, capaces de liberar sentimientos tan fuertes que nos pueden hacer enloquecer y querer darlo todo por alguien y para siempre. También son la inspiración perfecta en la creación de obras imprescindibles. Estos son algunos de los besos más emblemáticos del arte que debes conocer.

El beso (1907-8), Gustav Kilmt

el beso klimt

Elaborado en óleo con pan de oro y estaño y una notable influencia del periodo bizantino ruso, El beso (1907-8) es una de las obras más famosas del pintor austriaco Gustav Klimt (1862-1918). En él se plasma el amor puro y la dulzura de una pareja sobre un suelo floral. El autor diferencia ambos géneros utilizando formas curvas para la figura femenina mientras que lo masculino está representado por rectángulos y vértices.

Algunos expertos han brindado interesantes interpretaciones acerca del suelo de flores que termina abruptamente cerca de la pareja, simbolizando posiblemente el riesgo mismo del amor. Por su parte, la figura femenina parece oponer cierta resistencia que ha sido interpretada como un vestigio del machismo imperante en la época en una relación de dominio y sumisión. A pesar de que el Klimt constantemente causaba escándalo por las temáticas sexuales de sus obras, “El beso” fue recibido gratamente por el público y encontró comprador de inmediato. Actualmente permanece en la Österreichische Galerie Belvedere en Viena.

El beso (1922), Tamara Lampicka

tamara lempicka el beso

Entre 1920 y 1936 surge el Art Decó, inspirado en el constructivismo ruso, una de sus máximas exponentes, Tamara Lampicka (1898-1980) nacida en Polonia, nos brindó otra obra titulada El beso (1922). Con matices oscuros y un increíble dominio de las expresiones faciales, la autora ahondó en temas relacionados con el erotismo y la alta sociedad, “vivo en los límites de la sociedad, y las reglas de la sociedad no se aplican a aquellos que viven en el límite”, dijo acerca de sí misma en una entrevista. Bisexual declarada (inaceptable en su época), vivió rodeada de escándalos, drogas y sexo. En sus obras abundan los desnudos y la figura femenina como protagonista. Murió en México en 1980 dejando un legado imprescindible de cuadros.

Los amantes (1928), René Margritte

beso los amantes

Seis años más tarde, en 1928 surge Los amantes de René Margritte (1898-1967) que  impactó al mundo con esta maravillosa escena de dos amantes que ocultan su rostro tras velos mientras se besan. Dominan los colores azulescos y el negro haciendo que el blanco destaque para darle mayor fuerza al símbolo de los velos húmedos. El cuadro es claramente una referencia al suicidio de la madre de Magritte, quien decidió terminar con su vida tirándose al río cuando este tenía apenas trece años, al sacarla, esta tenía el rostro cubierto con la tela de su camisón. Algunas interpretaciones apuntan a que la obra simboliza “el amor ciego”.

Nos encanta leerte, ¿qué te parecieron estas obras y sus autores? Deja tu opinión en la caja de los comentarios.

Por Josué Vázquez│

 

Fuentes:

Cultura Inquieta (2019). “10 de los besos del arte más inspiradores de la historia”. Pintura, Cultura Inquieta. Recuperado en 2021 de https://culturainquieta.com/es/arte/pintura/item/16045-10-de-los-besos-artisticos-mas-inspiradores-de-la-historia.html

Jimenez, I. (2017). “Más de cien años de amor en el arte contemporáneo”. Arteneablog, Madrid. Recuperado en 2021 de https://arteneablog.wordpress.com/2017/02/02/mas-de-cien-anos-de-amor-en-el-arte-contemporaneo/

 

One thought on “Tres besos emblemáticos en el arte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *