Sir Isaiah Berlin y la pluralidad de las artes

Isahia Berlin

Las verdades contradictorias y la pluralidad de las artes de nuestro tiempo.

Pluralidad de las artes

Una constante del capitalismo democrático es creer que hay un solo ideal estético en el arte y que una vez hallado este todos los demás son erróneos.

 Al respecto el filósofo Sir Isaiah Berlin (1909-1997) llegó a escribir que le aburría leer (o apreciar) demasiado a quienes pensaban como él. Sobre todo, le interesaba conocer a los adversarios porque en estos encontraba puntos débiles a sus creencias.

 Y más aún: que una vez planteado el problema de la originalidad artísticas habría no una respuesta sino muchas en contradicción.

Pongamos por caso la estatua mexicana Tláloc, dios azteca de la lluvia, y a Mátrix Móvil (escultura a partir de un esqueleto de mamífero), de Gabriel Orozco. Ambos artistas se plantearon el problema de la forma, la expresividad, el material y el lugar de exhibición, los dos llegaron a la respuesta por caminos diferentes.

 Es curioso en este sentido que haya malhumorados críticos y divulgadores del arte que se desgañiten por convencer al gran público de que los métodos, los materiales y los escaparates artísticos deben ceñirse a unos pocos avalados por la tradición.  Es decir que hay un solo camino verdadero.

Isahia Berlin

 Implotar

Más aún: todavía se queman libros que no acarician el ego de ciertos lectores y se rompen obras de arte contemporáneas aludiendo que “implotan” de la nada.

Recuerdo haber comentado a un amigo doctorante que su mentor intelectual Michael Foucault me parecía algo palabrero y sumamente rebuscado, y que prefería algo con más sustancia como Isaiah Berlin. Me fulminó y excomulgó con la mirada como a un fariseo.

Sin caer en relativismos, en el arte contemporáneo, como en el clásico o en las vanguardias hay en igual proporción piezas que nos subyugan precisamente porque son una nueva respuesta no imaginada hasta el momento de nuestro encuentro con ellas.

   

 Juan Carlos Cruz│

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *